sábado, 6 de diciembre de 2008

Un saquito que salva vidas

Plumpy’Nut es un saquito capaz de hacer que un niño con un alto riesgo de morir de hambre recupere su peso normal en tan sólo dos o tres semanas. Su contenido es una pasta con sabor a mantequilla de cacahuete, pero más dulce, enriquecida con vitaminas y minerales. Se administra fácilmente. No hace falta mezclarlo con agua, basta con romper una esquina del envoltorio de papel metalizado y chupar.

En África, este saquito salva a diario las vidas de miles de niños que probablemente habrían muerto de haber nacido hace diez años (fue inventado por el científico francés André Briend en 1999 y se utilizó por primera vez en 2005). Se trata, pues, de un alimento terapéutico revolucionario.

Un tratamiento completo a base de Plumpy’Nut cuesta unos 12 euros, que pagan ONG como Unicef, Médicos Sin Fronteras y la fundación de Bill Clinton, entre otras. Esta vez donamos 90 euros a repartir entre Unicef y Médicos Sin Fronteras.

(Si te interesa este tema, no te pierdas este artículo publicado por El País Semanal: clic.)