jueves, 4 de septiembre de 2008

¿Qué haríamos sin la Cruz Roja?

Enmedio de la tragedia que supone la llegada de pateras y cayucos a nuestras costas, conforta ver que al menos siempre hay una mano amiga tendida hacia quien desembarca con el miedo en el alma. Manos amigas como esa no han faltado jamás en guerras y catástrofes, gracias a los miembros de la Cruz Roja, desde que, en 1859, el empresario suizo Henry Dunant, horrorizado ante el espectáculo de los moribundos de Solferino, abandonados a su suerte en el campo de batalla, movilizase a los civiles de los alrededores para prestar auxilio entre todos como buenamente pudieron.

Hoy, la Cruz / Media Luna Roja tiene en el mundo más de 100 millones de voluntari@s (15.000 de ell@s, en Cataluña –además de 170.000 soci@s–), que trabajan animados por un espíritu de humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariedad y universalidad. ¡Ah!, ¿qué sería de nosotr@s sin su ayuda altruista?

(Esta vez hemos hecho un ingreso de 30 euros a través de una cuenta bancaria cuyo número figura en la web de la Cruz Roja Española: clic.)

No hay comentarios: