domingo, 22 de noviembre de 2015

Yo y el Otro

«El nacionalista considera a su pueblo […] como el valor supremo y a todos los demás como algo inferior (cuando no digno de desprecio). Al igual que el racismo, el nacionalismo es un instrumento de identificación y clasificación que mi Otro emplea en todas las ocasiones que se le presentan. Se trata de un instrumento primario, primitivo, que achata y superficializa la imagen del Otro, pues para el nacionalista el Otro no tiene sino un único rasgo: su adscripción a una nación. No importa si es joven o viejo, tonto o sabio, bueno o malo; sólo importa una cosa: si es armenio o turco, inglés o irlandés, marroquí o argelino. Cuando vivo en aquel mundo de nacionalismos exacerbados, no tengo nombre, ni profesión, ni edad; no soy más que un polaco. En México, los vecinos me llaman “el polaco” y en Yakustk, la azafata que me llama por megafonía grita el nombre de mi país en ruso: Polsha! […]  El rasgo más peligroso del nacionalismo es que a él va indisolublemente unido el odio hacia el Otro. La dosis de ese odio puede variar, pero su concurrencia es segura.» (Ryszard Kapuscinski, Encuentro con el Otro, Editorial Anagrama, Barcelona, 2007, pág. 91-92)


martes, 8 de septiembre de 2015

"Deja de hablar y empieza a plantar"

Este es el lema de la ONG fundada por un muchachito alemán. Será cosa de niños, pero ya llevan plantados tantos millones de árboles en el mundo que la cifra abruma. El contador está en la parte superior de su web:

http://www.plant-for-the-planet.org/en/home


martes, 1 de septiembre de 2015

Welcome Refugees


Si te preguntas qué puedes hacer tú por los refugiados, siempre puedes colaborar con Acnur, Unicef, la Cruz Roja o Médicos Sin Fronteras. Si te gustaría alojar a alguna de estas personas que huyen de la guerra, sin duda te interesará la plataforma Welcome Refugees:
http://www.yorokobu.es/welcome-refugees
En malos tiempos, buena gente. ¡Suerte!

jueves, 11 de junio de 2015

Naves de esperanza

¿Te imaginas necesitar una operación quirúrgica importante y que en tu ciudad no hubiera hospitales? ¿Y que un día atracara un barco hospital cerca de tu casa y te curaran por completo?

miércoles, 1 de abril de 2015

The miniature earth project

Si redujéramos el mundo a un pueblo de 100 personas, 20 poseerían el 75% de la riqueza total. 80 vivirían con menos de 2 dólares al día, 37 no tendrían acceso la atención médica correcta y 15 padecerían malnutrición. Serían usuarias habituales de Internet solo 30, tú entre ellas. Observa: www.miniature-earth.com